Concientizando el cuidado de los adultos mayores: Trabajo humano del gobierno estatal – DIF y el COLVER

octubre 16, 2012 en Artículos, Petra Armenta Ramírez

El derecho a una vida digna como derecho humano, constituye naturalmente, una tarea fundamental del cualquier gobierno y Veracruz no esta ajeno de esta labor humanitaria de implementar políticas públicas para cambiar la realidad social de los adultos mayores.

Por ello a través del DIF y de la mano de El Colegio de Veracruz se unen esfuerzos y compromisos de coadyuvar en la construcción y concientización para la protección y tutela de estos derechos.

La prolongación de la vida humana y el aumento de la población en corto tiempo, plantea la exigencia de responder a las nuevas demandas de asistencia. El Estado y el entorno familiar se encuentran en el centro de la reflexión sobre la renovación del Estado benefactor. La prolongación de las perspectivas de vida ha vuelto necesario ponderar de nuevo sobre el Estado social. De esta perspectiva el gobierno de Veracruz en concordancia con el ámbito federal, se introducen las propuestas de promover la contribución de las personas mayores a la vida de la comunidad, al cuidado, la dignidad y el pleno desarrollo.

El trabajo a corto plazo es identificar a las personas mayores como grupos en desventajas que requiere una mayor protección, estamos abriendo un espacio para argumentar y trabajar en mecanismos específicos diseñados a sus necesidades, ya que el derecho de esta colectividad como grupo vulnerable, en razón de su edad es fundamental para mejorar la protección de éstos derechos.

La solidaridad o la capacidad de saber ponerse en el lugar del otro, nos obliga a abrir una nueva e importante etapa para la cultura de los derechos humanos en cuanto a su difusión y conciencia en todos los espacios que haya lugar. El llamado al respeto y asistencia de los adultos mayores son acciones que debemos hacer y evitar abusos de discriminación. El esfuerzo y la obligación del DIF y el Colegio de Veracruz es en el apoyo invaluable de favorecer a una cultura y difusión de nuevos valores fundados en los derechos humanos con la tendencia de influir positivamente en la política y en la justicia en nuestro Estado, con el único fin de buscar una identidad más plena y de una legitimación de sus propias exigencias de reconocimiento y defensa de los objetivos más ambiciosos.