Los Valores de la Democracia

septiembre 10, 2010 en Artículos, Jesús Alberto López González

Hace algunos días llegó a mis manos un artículo muy interesante que Amartya Sen, premio Novel de Economía en 1998, escribió sobre los valores universales de la democracia.  La lectura me parece de lo más pertinente para recordarnos las bondades de dicha forma de gobierno y que muchas veces pasamos por alto; ya sea por el descredito creciente que tiene el ejercicio de la política y las prácticas de civilidad en este país, ó por el simple hecho de que muchos ciudadanos damos por descontadas sus virtudes.

No hay duda que el descredito de la democracia en países como el nuestro, tiene que ver con el deficiente desempeño del poder público y el lamentable curso económico que México ha experimentado desde el inicio de la democratización. El salto a la democracia en México no ha ido acompañado de bonanza económica, por el contrario, los niveles de pobreza hoy alcanzan niveles de escándalo.

Sin embargo, el artículo de hoy intenta trascender el pesimismo e instalarnos en las bondades de la democracia que se resumen en tres puntos. El primero tiene que ver con la importancia de la participación, la libertad y la tolerancia.  Todo sistema democrático esta fincado en la posibilidad que tienen los ciudadanos de ejercer su derecho a disentir libremente sobre el desempeño gubernamental y a elegir a sus representantes a través del voto en elecciones limpias y justas.  En otras democracias avanzadas, como el Reino Unido, Estados Unidos o Francia, esta capacidad de decisión ciudadana está evolucionando hacia el fortalecimiento de mecanismos alternativos de democracia directa en decisiones transcendentales a través de referéndums o plebiscitos.

El segundo elemento es la generación de incentivos entre la población para mantener bajo su supervisión las acciones de los gobernantes, obligarlos a rendir cuentas y a hacerse responsables por sus actos. En muchas ocasiones, dicha supervisión se ve fortalecida por la capacidad que tienen los ciudadanos de allegarse de información oficial a través de instrumentos creados ex profeso para ese fin. En México tenemos al IFAI a nivel federal y al IVAI en Veracruz. Ambas instituciones son, en mi opinión, de las pocas luces que el proceso de consolidación democrática ha generado en nuestro país y por ello es responsabilidad de todos cuidar que mantengan su autonomía y eficiencia.

Por último, un elemento fundamental tiene que ver con la formación de ciudadanía, que implica el reconocimiento colectivo de los derechos que confiere vivir en un sistema plural y con ello el ejercicio de las responsabilidades cívicas.

Alcanzar a plenitud estos tres elementos en nuestro sistema político es una tarea compartida entre ciudadanos y autoridades. A la luz de las celebraciones del Bicentenario, resulta muy oportuno recordarlo.